whatsapp

BLOG

Escenarios para la transformación digital en empresas modernas


Transformación digital en empresas modernas

La pandemia del Covid-19 ha traído cambios fundamentales en la dirección de las organizaciones a nivel mundial, revelando al proceso de transformación digital de las empresas, como una de las necesidades más elementales para afrontar los nuevos retos que se les presentan.

Aprendizajes que nos deja el 2021

Uno de los mayores aprendizajes que nos ha dejado el 2021 y la pandemia del Covid-19, es la necesidad de integrar las nuevas tecnologías en todas las áreas de las empresas para reestructurar su funcionamiento.

Este proceso se define como Transformación Digital de las Empresas y tiene como finalidad la optimización de todos los procesos de una organización, mejorar sus niveles de competitividad, tanto en la rentabilidad económica como en la socioambiental y ofrecer un valor agregado a su relación con sus clientes.

El modelo de negocios que necesitan adoptar todas las empresas en la actualidad , y que cobrará más relevancia en el futuro, se debe centrar en la experiencia del cliente y en el entorno digital, por lo que la implementación de nuevas tecnologías es el primer paso a seguir.

El trabajo remoto es una realidad de la que no pueden escapar las organizaciones, y adaptarse a esta metodología de trabajo debe convertirse en una prioridad para todos los empresarios.

La transformación digital no es una meta en sí misma, sino un proceso que implica una actitud abierta a los cambios, inteligencia emocional para implantarlos y la capacidad para adaptarse a un entorno en constante evolución.

Futuros escenarios

Las empresas latinoamericanas se enfrentan a grandes cambios en su entorno de acción, no solo en la tecnología y la sociedad, sino en la economía en general de todos los países que conforman el sur del continente que están sufriendo esta transformación.

Los especialistas han determinado cuatro posibles escenarios de cómo podría manifestarse esta transformación y que nos brindan un acercamiento a cómo podrían ser las organizaciones en el panorama empresarial para el año 2030.

Escenario 1: Proveedores de plataformas digitales integradas

Las empresas deben establecer un programa de aprendizaje permanente que les permita adaptarse a las nuevas tecnologías que deben implementarse en sus diferentes.

En el entorno actual, las empresas de software han pasado de desarrollar nuevos productos a integrarse en el diseño de soluciones que les permitan sumarse al mercado global de plataformas.

Todas las empresas han tenido que aceptar las nuevas reglas del juego e invertir en el diseño de una infraestructura digital que les permita establecer los estándares de la industria para el resto del mundo.

Escenario 2: Pioneros especializados

Muchas empresas han desarrollado alianzas con otras organizaciones que les permiten ofrecer soluciones integrales de productos y servicios que no podrían ofrecer sin esta integración.

Establecer estas alianzas no es sencillo, pues toma años compatibilizar los distintos estándares de las diferentes empresas que las integran, pero este es el camino a seguir si se quieren marcar las pautas en el mercado.

La inversión necesaria para poder convertirse en los principales proveedores de un mercado es muy alta y compleja para que una sola empresa pueda acometerla, por lo que la solución más inteligente es una integración que les facilite compartir las ventajas competitivas.

Estas alianzas de empresas permiten convertirse en pioneros y especialistas, ubicarse a la vanguardia de sus segmentos en el mercado y experimentar la demanda global de sus productos y servicios.

Escenario 3: Imitadores

Otras empresas dedicadas a la innovación y desarrollo de nuevos productos, solo se dedican a la búsqueda de bienes y servicios que sean susceptibles de ser copiados, adaptados y replicados en sus segmentos del mercado.

Estas empresas padecen el declive de sus cuotas de mercado porque sufren de la pérdida de su credibilidad y su propiedad intelectual en forma sistemática ya que no pueden ofrecer soluciones creativas y originales a sus clientes.

Estas organizaciones terminan ejerciendo como una extensión de la plataforma de trabajo de las empresas líderes a nivel mundial, simplemente para poder mantenerse a flote.

Su actuación se circunscribe a los segmentos más reducidos de los mercados locales, y son incapaces de posicionarse en los mercados globales emergentes, debido, entre otras cosas, a sus limitados presupuestos para investigación y desarrollo.

Los competidores de estas empresas se han desplazado hacia mercados de negocios que resultan más amigables para organizaciones tecnológicamente avanzadas, que han utilizado sus recursos para automatizar sus procesos e incrementar su eficiencia.

Para algunas pequeñas empresas este proceso de automatización ha sido más sencillo, por lo que han podido adaptarse rápidamente a las nuevas tecnologías y conceptos de servicios.

Escenario 4: Amos de la combinación

Existen profesionales independientes y pequeñas empresas que se dedican a combinar las nuevas tecnologías existentes, con propuestas de servicios, ya comprobadas, que se encuentran centralizadas en la atención al cliente.

Para poder aprovechar el crecimiento de la economía de un sector, las empresas requieren la automatización de la mayor cantidad de procesos posibles para lograr la eficiencia, pero este modo de trabajo ocasiona muchas pérdidas de empleos.

Los presupuestos de investigación y desarrollo de estas compañías se centran más en la evolución que en la revolución, con todas las consecuencias que implica esta filosofía para la economía de las naciones.

Aún cuando han logrado adaptarse a las nuevas tecnologías, siguen teniendo al frente la realidad ineludible de que a las pequeñas empresas se les hace imposible poder ofrecer soluciones integradas a sus clientes.

Para concluir

Estos cuatro escenarios nos muestran cuán diferente podría ser el futuro de las empresas suramericanas dentro de diez años, y los efectos que sus decisiones pueden significar para los ciudadanos y la economía de nuestros países.

La transformación digital de las empresas debe sostenerse sobre cuatro columnas fundamentales que son:la implementación de nuevas tecnologías, la experiencia del cliente, la cultura empresarial y los objetivos del negocio.

Los eventos y tendencias tecnológicas que se están sucediendo en este mismo momento podrían, potencialmente, llevar a las empresas a cualquiera de estos posibles escenarios que hemos desarrollado.

Es por esto que los empresarios necesitan analizar profundamente la realidad de sus entornos y sus mercados para poder tomar las decisiones correctas y dirigir a sus empresas hacia el futuro que les interesa.